¿Coincidencia?  Tú decides…

Nunca te ha pasado que regresas de vacaciones a tu trabajo o tus estudios y piensas que estás “regresando a la realidad”?

Hace algunos años aprendí un concepto que cambiaría mi forma de ver al mundo para siempre…

El 90% de la población mundial vive vidas de algunas formas carentes, aburridas, monótonas y limitadas… sólo un 10% de las personas reconocen su valor único y lo llevan al mundo para vivir vidas llenas de pasión y emoción… y se convierten en líderes.

También, el 90% de la riqueza la maneja un 10% de la población.

Pues resulta que el 90% de las personas ocupan TODO su tiempo libre en entretenimiento y distracción.  Sólo el 10% restante ocupa al menos parte de su tiempo libre invirtiendo en su mente, aprendiendo cosas nuevas sobre sí mismos, e implementando estrategias para mejorar sus vidas.

¿Coincidencia?

 

Entonces ¿cuál es el enemigo de tu felicidad y éxito personal?

Ahora bien, mientras que no tiene absolutamente nada de malo pasar un rato a gusto viendo una película o entreteniéndonos de alguna forma, pregunta a cualquier gurú de negocios, de superación, espiritualidad o lo que sea, y te dirá lo mismo (y te lo puedo decir por experiencia después de años de entrenar a individuos a dominar sus circunstancias y crear su estilo de vida ideal)…

…el enemigo de tu éxito personal es la DISTRACCIÓN CONSTANTE.

¿Quieres pruebas?

Vivimos en un mundo en el que un entretenedor tiene más seguidores que un maestro.

Se venden más películas y videojuegos que libros o cursos sobre desarrollo personal, estrategia, y crecimiento.

Estamos en el trabajo o en la escuela y tenemos abierto el Facebook, además de que ya nos urge que llegue la hora de salida para ir a hacer cualquier otra cosa.

Estamos sentados platicando con una persona importante para nosotros y estamos constantemente volteando a ver nuestro teléfono para ver nuestro chat con una persona que ni siquiera está ahí presente para darnos su tiempo.

Ya queremos que llegue ese fin de semana largo para poder escapar de nuestras vidas a algún lugar divertido o tranquilo.

…todo para regresar en unos días y enfrentar “nuestra realidad”.

Como dijo Seth Godin:

“En lugar de preguntarte cuándo serán tus siguientes vacaciones, tal vez mejor deberías crear una vida de la que NO quieres escapar”

 

¿Entonces, ¿qué hacemos para mantener el enfoque en un mundo que nos bombardea constamente con entretenimiento y distracción?

1)  Inspírate. 

¿Te ha sucedido que estás tan metido en un proyecto que te emociona que las horas pasan volando y hasta se te olvida comer?

Eso es lo que sucede cuando aparece la inspiración.

Por lo menos durante 15 minutos al día, inspírate.  Si eso significa leer, lee.  Si eso significa ver un video, hazlo.  Si eso significa soñar con tu siguiente proyecto, hazlo.

Empapa tu mente de información que te haga ver POSIBILIDAD.

Una persona que ve posibilidad, y empieza a trabajar en crear algo que le apasiona, no puede ser distraída.  Inténtalo.

 

2)  Invierte en tu mente.

Cada dólar, peso, euro, o lo que sea que inviertas en ella se te regresará multiplicado por un factor de 30.  Si no tienes dinero, invierte tiempo.

Warren Buffett (uno de los hombres más ricos del mundo) dijo

“La mejor inversión que puedes hacer es en tu mente, porque una vez que aprendes a hacer algo, nadie jamás te lo puede quitar, y puedes hacerlo una y otra vez”

Allá afuera hay métodos, sistemas, fórmulas, conceptos, cursos, libros, etc, que te ayudarán a conseguir eso que quieres.

Es como pedir “prestada” la experiencia y el conocimiento de alguien más.

Un buen inicio es ir aquí y recibir los videos e info que mandamos cada mes!

 

3)  Cuida con qué tipo de personas te rodeas.  

Jamás cometas el error de contar tus sueños a personas que no los creen posibles… pues sólo te convencerán de no perseguirlos.

A estos les llamamos “vampiros energéticos” y te roban todo tu entusiasmo y emoción por la vida.

Muchas veces estas pueden ser personas con buenas intenciones que te quieren proteger… pero ellos no saben lo que tú tienes en la cabeza ni de lo que TÚ eres capaz.

Si alguien te dice que no puedes hacer algo, es porque ellos mismos no se creen capaces.  No tiene nada que ver contigo.

 

4)  Camina con personas que caminan más rápido que tú.

Si un tenista quiere mejorar su juego, tiene que jugar con personas que juegan mejor que él.  De lo contrario, nunca aprenderá nada nuevo.

Hace tiempo escuché esta frase:

“Si eres la persona más inteligente del lugar… estás en el lugar equivocado”

Tendemos a compararnos con las personas que nos rodean y eso puede ser nocivo para nuestras relaciones, nuestro éxito económico, incluso nuestra salud e imagen.

A veces puede ser cómodo rodearnos de personas que viven peor que nosotros en algún aspecto de sus vidas, porque encontramos confort en el hecho de que no estamos tan mal… pero eso no nos sirve para crear felicidad.

Tenemos que compararnos con personas que viven mejor en ese aspecto, para entonces entender qué podemos hacer para superarnos.

¡Comodidad nunca es igual a felicidad!

Consigue un mentor, o varios mentores… no tienes idea lo que esto hace por tu vida.

 

5)  Enfócate en tus metas diariamente.

No dejes que la distracción arruine lo que de otro modo sería una vida emocionante, increíble, llena de experiencias excelentes.

No sabes cuántas personas dejan de salir, vivir, socializar, experimentar, viajar, o crear, por estar en sus televisiones, sus smartphones, y sus computadoras.

Escribe diariamente algo que quieras lograr, y haz un análisis de lo que lograste el día anterior.

Toma la decisión de acercarte aunque sea un paso más a tu meta, ahora mismo.

Sal en este momento y haz algo por tu mente… por ti.

Toma el siguiente paso hacia tu vida increíble hoy… es mi reto para ti.

El mundo puede ser un lugar emocionante, si tan sólo aprendemos a verlo a través del lente adecuado.

 

DE LA MANO DE ESTOS CONCEJOS TENDRÁS UNA EXCELENTE AÑO 2018

Y RECUERDA PORQUE TÚ TE LO MERECES.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *